miércoles, 15 de septiembre de 2021

Improvisación (Relato de jueves)

Esta semana la convocatoria corre a cargo de Monica, el tema para el relato es la "improvisación", en su blog "Neogeminis" podéis encontrar los relatos participantes. Aquí dejo mi aportación, un saludo.

* * * * * * * * *

A veces mis días parecen que están escritos como el guion de una película, ese día algo cambió.  

Como cada mañana tome mi café mientras leía las noticias y me dispuse a salir a trabajar, siempre tomaba la misma carretera, era la más directa pero ese día al llegar a la rotonda, un aviso: ATENCIÓN TRAMO EN OBRAS. La carretera estaba cortada, "lo que faltaba", pensé. Había que improvisar un camino alternativo, con lo poco que me gustaba salirme de mi guion, siempre que lo hacía algo salía mal.
Decidí tomar la vía de servicio que quedaba a la derecha para evitar dar la vuelta y el consiguiente rodeo, era una carretera estrecha y en mal estado, pero bueno solo eran 6 km. hasta llegar a la autovía. Comencé a avanzar por esa vía de mala muerte, cuando de repente... Clock, un ruido extraño y el coche se detuvo en seco. 
"Esto no puede estar pasando", intenté arrancar pero no había manera, así que cogí el bolso y busqué mi móvil para pedir ayuda, no lo encontraba por ninguna parte, me lo había dejado en casa y la posibilidad de que otro vehículo pasara por esa maltrecha vía era casi nula. Había una gasolinera más adelante, no me quedaba otra que caminar.

Comencé a caminar y al cabo de un rato se me rompió un tacón, lo que provocó una torcedura de tobillo, la consiguiente caída y como no, un agujero en mis leggins, decididamente no era mi día. Me levanté del suelo, me quité los zapatos y seguí caminando hasta la gasolinera como pude. 

- ¡Por fin llegué! 
Entré, zapatos en mano, cojeando, leggins rotos, iba hecha un cristo. Le conté a la chica lo que me había pasado y si me dejaba usar el teléfono para llamar a un taller que pudiera recoger mi coche. De repente parece que mi suerte cambió, justo paraba en el surtidor una grúa, la chica de la gasolinera conocía al mecánico y le preguntó si podía ayudarme. 
Se acercaron los dos y me lo presentó, se llamaba Miguel y tenía unos maravillosos ojos verdes.

Miguel me llevó hasta el coche, antes de remolcarlo abrió el capó y vio un cable suelto, lo puso bien e intentó arrancarlo, el coche arrancó a la primera, me sentí aliviada y agradecida. Le pregunté cuanto le debía.

- Nada, ha sido una bonita coincidencia, toma mi tarjeta, por si te vuelves a ver en un aprieto, puedes llamarme a cualquier hora... dijo Miguel.

Cogí la tarjeta y en el reverso una nota... "Te recojo a las 21 h para cenar, no admito un no como respuesta". Sonreí un tanto ruborizada, nos miramos por un momento fijamente.

- Encantada de cenar contigo, recógeme en esta dirección. 

Nos despedimos con un beso en la mejilla. Al final parece que improvisar no está tan mal. 

Dakota©





domingo, 12 de septiembre de 2021

(Des) aventurar aventuras

Lo mejor de ir a un hotel es llegar solo. Imaginar extraños en la sábana que estrenas, sumergirte en libros de personajes libres.
Seres dispuestos a ser, humanos armados de vida. Un huracán de posibles:
sórdido crimen, sexo prohibido, alijo de drogas, pistolas temibles.
Es de noche, llaman a la puerta.

Por favor no moleste, estoy viviendo la vida que nunca tendré.

Daniel Ramírez García-Mina©
De su libro "Es solo vivir"📚

Imagen tomada de la web📷



jueves, 9 de septiembre de 2021

Me visto

Me visto 
con tus besos,
me pongo tus caricias
y por tacones tus miradas.

Me visto
con tus sonrisas
y las palabras recordadas.

Me visto
y me desnudas,
mientras me besas
el lado izquierdo
de mi alma.

Rita Turza©
De su libro "Punto y seguido"📚

Imagen tomada de la web📷


Relato de jueves (Gratitud)

Esta convocatoria viene de la mano de Dorotea, el tema es "la gratitud", podéis ver los relatos de los participantes en su blog Lazos y Raíces. A continuación mi aportación a esta convocatoria.

***************

Aquellas tardes de verano eran especiales, las mejores vacaciones que podíamos tener. Recuerdo esos juegos en el patio de atrás, esa fragancia a rosas y jazmín, como nos subíamos al limonero, jugábamos al escondite y nos columpiábamos hasta la hora de merendar. Que bien sabían esas catalanas que nos preparabas, cuando nos llegaba el olor del pan tostado, subíamos corriendo la escalera del patio. Después de merendar nos llevabas a dar un paseo y a veces cogíamos una película del videoclub para verla al volver a casa. Cuantos recuerdos, como nos cuidabas, ahora te veo y me digo que injusta ha sido la vida contigo, coges mis manos, te doy un beso y me pregunto donde estarán tus recuerdos, se perdieron por tu mente, veo tus ojos tristes y pienso si seré otro borrón más en tu memoria.
Ahora soy yo quien te cuida, quien te acompaña a pasear, quien te ayuda a comer, así te muestro mi gratitud. Porque tu me enseñaste lo que es el amor incondicional.

Dakota©️